Etiqueta: Patrimonio

Leer Más

Soumaya: ✓ Colección ✗ Museografía

Empecemos por la construcción que alberga el Museo Soumaya. El edificio fue diseñado por el arquitecto Fernando Romero, yerno de Carlos Slim. Su fachada está compuesta por 16 mil piezas de aluminio hexagonales de distintos tamaños, que arman una especie de panal de abejas. Es visible a metros de distancia y resalta entre los innumerables conjuntos habitacionales de la zona. En lo personal, no me encanta, pero reconozco que hay una propuesta arquitectónica distinta a lo que se ve en la cotidianidad.

Leer Más

Impuestos para todos

Hace unos años se dio a conocer la condonación del Impuesto sobre la Renta (ISR) a los trabajadores de los estados y municipios, mientras que para el resto de los ciudadanos –sobre todo, para los que trabajan– las leyes son cada vez más duras en esta materia.

A todas luces esto demuestra que los impuestos no se aplican por igual y, por supuesto, es una de las explicaciones por las cuales la recaudación siempre va a la baja (de acuerdo con datos del periódico Reforma, tan solo en el primer mes de 2014 cayó a una tasa de 7.2% anual). Lamentablemente, las leyes a veces parece que están hechas para violarlas.

Pagar impuestos es una responsabilidad de todos, por mucho que estemos o no de acuerdo, porque de ellos sale el presupuesto para la nación del que todos salimos beneficiados, al menos en teoría.

Leer Más

Casa para vivir o para invertir

Reza el dicho que “la casa es el mayor patrimonio de las personas”. Pero, ¿en serio lo es? Durante 2013, en los medios se le dio seguimiento a la crisis por la que atravesó el conjunto de empresas conocido como “vivienderas”, aquellas que se dedican a construir casas, como Hir, Homex, Urbi, Geo, etcétera.

casashorizontales

Resumiendo brevemente, el problema fue que durante los sexenios panistas hubo un fuerte impulso a la construcción de casas, mediante sistemas de crédito de interés social, como Infonavit y Fovissste, para estimular al mercado. Sin embargo, para ahorrarse unos cuantos pesos, las vivienderas decidieron comprar terrenos a las afueras de las ciudades para ofertarlas a dicho mercado. El resultado: nadie se interesó.