Pista de despegue

Como dicen por ahí: “todo lo que no está prohibido, está permitido”…

Me hice de este espacio con la intención de reflexionar, de una forma íntima y personal, sobre aquello que leo, veo, escucho, pienso y siento.

Para mí, viajar ligero es despojarme de temores y prejuicios para abrazar la incertidumbre y entregarme al constante cambio, pues hoy lo único que tenemos seguro es que nadie sabe nada y solo preguntando se llega a Roma.

Hay quienes caen en pánico y se aferran al pasado, a un mundo que ya no existe. Yo los invito a ser valientes, a tomar decisiones, a experimentar y transformarse, pues hace mucho no se presentaba una oportunidad tan única para cambiar al mundo. Así que, como cantaba el Rey del Pop, “empecemos por la persona en el espejo”.

Este equipaje de mano es como una bolsa de mago, donde le cabe todo, sabiéndolo acomodar. Así que encontrarás rutas temáticas diversas, que puedes odiar o amar, que puedes tomar o ignorar, siéntete libre de comentar, compartir o simplemente sentarte a admirar el paisaje.

Aquí solo existe una regla –casi mágica– llamada respeto.

¡Gracias por pasar a saludar!

P.D. Por cierto, si encuentras fallas de origen (también conocidas como faltas gramaticales o de ortografía), por favor, no dudes en corregirme. Nada me interesa más que darme a entender de la mejor manera. Aunque si eres un lingüista puritano, puede que te des con pared, porque soy de las que defiende la lengua como una cosa viva y en constante evolución: de esas que ha dejado de acentuar <<solo>> y castellaniza todo lo que se encuentra a su paso.

Viajando con Ciencia

Ideas para hacer turismo de una forma diferente

neurociencia neurocultura

Una fusión de saberes, la piedra rosetta entre la ciencia y las humanidades.

Culturalia

Un Blog sobre la literatura, el teatro, el cine, la televisión, la historia...