Leer Más

La añoranza de la tierra

Para mi desgracia, no soy de ningún pueblo, sino solo una citadina más de una de las urbes más grandes del mundo: el Distrito Federal o como ahora la llaman, Ciudad de México. ¿Porqué digo que me lamento de no ser pueblerina? Quizá por esa melancolía con que se mira el arraigo a una tierra, sentimiento que en las ciudades simplemente no existe, y menos en las grandes como la mía.

Leer Más

Soumaya: ✓ Colección ✗ Museografía

Empecemos por la construcción que alberga el Museo Soumaya. El edificio fue diseñado por el arquitecto Fernando Romero, yerno de Carlos Slim. Su fachada está compuesta por 16 mil piezas de aluminio hexagonales de distintos tamaños, que arman una especie de panal de abejas. Es visible a metros de distancia y resalta entre los innumerables conjuntos habitacionales de la zona. En lo personal, no me encanta, pero reconozco que hay una propuesta arquitectónica distinta a lo que se ve en la cotidianidad.

Leer Más

Me he enamorado de nuevo, ahora a la portuguesa

Después de viajar por Europa durante un año, mi corazón quedó prendado de dos lugares: Islandia y Portugal. Del primero hablaré en otra ocasión. Hoy, quiero hablar de mi amor por la cultura lusa. Tristemente, algunos ven a este pequeño país europeo como el patio trasero de España, y es una de la concepciones más equivocadas que hay. De hecho, pocos saben de la influencia inglesa que Portugal posee. Y, por eso, de los países de dominio latino, es el que más admiro. No solo ha sabido salir de una de las crisis más fuertes que nos ha tocado vivir, sino que la gentileza de su gente y su riquísima historia son lecciones que le dejan a cualquier viajante en cada una de sus esquinas.