Leer Más

Un instrumento no solo para el retiro

Una preocupación constante entre los profesionistas es el retiro. No importa si faltan 10, 20 o 30 años para que ese momento llegue, pues para cualquier plazo se necesita un plan. Desde 1997 existe un recurso que se ha vuelto ley para todos los trabajadores: las administradoras de fondos para el retiro (afores). Por eso, entender su funcionamiento y alcances es fundamental para poder sacarles el mejor provecho.

Leer Más

Un minuto de silencio

Ese tiempo es el que se dedica a aquellas víctimas de algún suceso trágico. Un minuto de silencio para llorar, para recordar, para homenajear, para reflexionar y finalmente para olvidar. En 2011, los sucesos ocurridos en Noruega nuevamente nos obligaron a dedicar un minuto de silencio que no ha durado solo 60 segundos, sino un poco más.

Aunque ya tiene algunos años que escribí este breve texto, hoy, con todo lo ocurrido en el mundo (incluido Trump) tiene más vigencia que nunca. Así que aquí va…

Leer Más

La voz que dijo moriría de amor

amylivesComo a muchos, la muerte de Amy Winehouse me consternó. No solo porque se trataba de una voz profundamente talentosa y atormentada, ni tampoco porque fuera una adicta más de 27 años que sucumbe en la batalla dentro de las filas de la música, sino porque es una joven producto de la realidad que vivimos. Una realidad donde se honra al individuo y se olvida a la comunidad, una realidad donde es más fácil aspirar una línea de coca que tratar de salir a las calles a cambiar el mundo, una realidad llena de fanáticos irracionales y desamor a la vuelta de la esquina. Todas esas circunstancias sumadas son las que hacen de personas tan frágiles como Amy, presas de sus propios demonios, pero también de su propio talento.

No fueron necesarios 20 álbumes ni 10, vaya, ni 5 siquiera para que esta mujer dejara su huella en la escena musical y en la moda. Trajo al presente sonidos de jazz y blues que para muchos jóvenes les resultaban “nuevos”. Trajo esa rebeldía y esa profundidad de voz que muchos buscamos con constancia, y ahora nos deja con la deuda de apenas un tercer disco y una presentación en nuestro país, con la suficiente cordura para acordarse de quién era y qué hacía.

Leer Más

Dale un giro a tu carrera

Estudiar un posgrado para algunos más que un deseo se ha convertido en una exigencia del sector en el que se desenvuelven. Pero la decisión ya no es como cuando uno tenía 18 años y tenía que elegir qué estudiar, pues el escenario y los retos son diferentes. Cuando uno ya cuenta con una trayectoria laboral, las responsabilidades cambian. Incluso, nuestra vida personal ya no es la misma, porque quizá ahora tenemos familia o personas que dependen de nosotros –como pueden ser los propios padres– o simplemente hemos asumido otro tipo de compromisos: la compra o renta de una casa, de un coche o algún crédito personal (tarjeta de crédito), entre otros.

Como toda decisión importante en la vida, uno debe tomarse una pausa para reflexionar varios aspectos. La primera pregunta que debemos respondernos es por qué hacer un posgrado. Muchas personas lo hacen buscando un cambio de carrera, otras porque están persiguiendo un ascenso y unas tantas más por el mero placer de regresar a la academia.

El motivo importa porque te puede dar las primeras pistas para ir cerrando el abanico de opciones. Por ejemplo, si tener una maestría es una condición para que te asciendan en tu trabajo (situación que en las instituciones financieras suele darse con frecuencia), quizá la opción de irte al extranjero queda descartada, pero por otro lado es probable que la propia compañía te ayude a solventar el gasto.

Ahora bien, si lo que buscas es darle un giro a tu carrera, pensar en otro país puede ser más factible. Claro, eso si no tienes familia, porque justamente el entorno es otra de las variables que debes tomar en cuenta. ¿Tienes hijos? ¿Cómo les afectaría si tu regresas a estudiar? ¿Tu sueldo te alcanza para solventar el gasto de la matrícula? Las respuestas serán otros parámetros que te servirán para hacer la elección de tu programa.

Leer Más

Impuestos para todos

Hace unos años se dio a conocer la condonación del Impuesto sobre la Renta (ISR) a los trabajadores de los estados y municipios, mientras que para el resto de los ciudadanos –sobre todo, para los que trabajan– las leyes son cada vez más duras en esta materia.

A todas luces esto demuestra que los impuestos no se aplican por igual y, por supuesto, es una de las explicaciones por las cuales la recaudación siempre va a la baja (de acuerdo con datos del periódico Reforma, tan solo en el primer mes de 2014 cayó a una tasa de 7.2% anual). Lamentablemente, las leyes a veces parece que están hechas para violarlas.

Pagar impuestos es una responsabilidad de todos, por mucho que estemos o no de acuerdo, porque de ellos sale el presupuesto para la nación del que todos salimos beneficiados, al menos en teoría.

Leer Más

Nos vamos a divorciar

Tomar una decisión de tal trascendencia siempre tiene una complejidad ciertamente abrumadora, pero una vez que lo hacemos, si tenemos hijos, comunicárselos es el siguiente paso. Pero antes quitémonos varias telarañas de la cabeza: decirle a los hijos que sus padres se van a divorciar debe hacerse con la mayor franqueza y honestidad posibles, olvídate de quienes te dicen que los vas a lastimar o, peor aún, que les vas a generar algún trauma, porque no necesariamente debe ser así.

“El miedo que les produce a los padres las situaciones a las que se van a enfrentar es paralizante, sobre todo cuando alguna de las partes es dependiente del otro económicamente, porque surgen preguntas como: ¿y ahora qué?, ¿dónde voy a vivir?, ¿tendré que empezar a trabajar? Se abre un nuevo mundo de inquietudes para los papás y, por supuesto, la preocupación más grande son los hijos: ¿con quién van a vivir?, ¿cómo los van a mantener? y demás”, dice la especialista en psicología educativa Claudia Garnica, coordinadora de la consejería académica del Tecnológico de Monterrey, Campus Ciudad de México.

divorcio3Los padres entran en un laberinto donde la salida más fácil es no divorciarse para no enfrentar a los hijos a este nuevo mundo de incertidumbres. Además, eso evita que los papás se enfrenten así mismos. Sin embargo, esta es una de las peores trampas que se pueden poner, porque aunque no le dicen a los hijos lo que está pasando, comienzan a utilizarlos como monedas de cambio, más aun cuando estos son todavía muy pequeños como para percatarse por sí mismos de lo que realmente sucede. Todo esto los afecta más que hablarles con la verdad.

Por eso, es fundamental saber en qué etapa de la vida se encuentran los hijos para saber qué y cómo decirles. Como dice la especialista, “divorciarse es algo que se tiene que poner en palabras”. Un niño puede interpretar muchas cosas y es común que los subestimemos, pensando que no lo va a entender. “Por el contrario, el niño tiene un campo de pensamiento mucho más amplio que el de un adulto, pues nosotros con la edad vamos cerrando esos canales”, añade.

Leer Más

Todo por un tatuaje

Una de las narraciones más fascinantes que he leído de Enrique Serna es “Hombre con minotauro en el pecho”. Para quien no lo conoce, este escritor nació en el Distrito Federal, en 1959 y estudió letras hispánicas en la UNAM. Es narrador y ensayista; entre sus obras destacan las novelas Uno soñaba que era rey, Señorita México, El miedo a los animales y El seductor de la patria; el libro de cuentos Amores de segunda mano y la colección de ensayos Las caricaturas me hacen llorar. En el año 2000 obtuvo el Premio Mazatlán de Literatura.

enriqueserna
Enrique Serna

Volviendo al cuento que dio pie a esta entrada, la historia habla sobre la vida de un hombre condenado por un tatuaje pintado en su pecho por Picasso. El lenguaje de la obra es totalmente cotidiano, pero tiene referencias constantes a grandes obras de arte y pintores destacados, los cuales implican un bagaje cultural alto para poder inmiscuirse mejor en la historia. La estructura es totalmente lineal y clásica, y en la edición que leí pueden detectar ciertos espacios entre algunos párrafos para indicar una nueva etapa en la vida del personaje principal.