Categoría: Escenarios

Un poco de teatro y un poco de conciertos.

Leer Más

Una llamada desesperada

Dudé un poco en escribir acerca del montaje de La voz humana, porque bien a bien sigo sin decidirme a dictar un veredicto; o sea, no sé si me gustó o no. Sin embargo, al tratarse de un texto creado por un dramaturgo consagrado, Jean Cocteau, vale la pena el riesgo. Y no solo por eso, sino porque su protagonista es una de la mejores actrices con las que actualmente cuenta México, sin lugar a dudas. Me refiero a Karina Gidi, a quien pueden apreciar en una clase magistral de actuación en la obra Incendios, de la que mucho ya he hablado en este blog.

Leer Más

Incendios, otra vez

Una de las películas que más me ha impactado en los últimos años fue la ganadora al Oscar como Mejor Película extranjera en 2011: La mujer que cantaba, que estuvo proyectándose en los cines una buena temporada, y en especial en la Cineteca. Incluso, hablar de esa cinta es una de las razones por las cuales este blog ha sido visitado con cierta frecuencia, pues las estadísticas señalan que Daresh es una palabra clave muy buscada. Todo esto sin ni siquiera imaginármelo cuando escribí sobre esta historia la primera vez.

Leer Más

La voz que dijo moriría de amor

amylivesComo a muchos, la muerte de Amy Winehouse me consternó. No solo porque se trataba de una voz profundamente talentosa y atormentada, ni tampoco porque fuera una adicta más de 27 años que sucumbe en la batalla dentro de las filas de la música, sino porque es una joven producto de la realidad que vivimos. Una realidad donde se honra al individuo y se olvida a la comunidad, una realidad donde es más fácil aspirar una línea de coca que tratar de salir a las calles a cambiar el mundo, una realidad llena de fanáticos irracionales y desamor a la vuelta de la esquina. Todas esas circunstancias sumadas son las que hacen de personas tan frágiles como Amy, presas de sus propios demonios, pero también de su propio talento.

No fueron necesarios 20 álbumes ni 10, vaya, ni 5 siquiera para que esta mujer dejara su huella en la escena musical y en la moda. Trajo al presente sonidos de jazz y blues que para muchos jóvenes les resultaban “nuevos”. Trajo esa rebeldía y esa profundidad de voz que muchos buscamos con constancia, y ahora nos deja con la deuda de apenas un tercer disco y una presentación en nuestro país, con la suficiente cordura para acordarse de quién era y qué hacía.