Autor: alitaparavolar

Contadora de historias y coleccionista de sonrisas.
Leer Más

Una llamada desesperada

Dudé un poco en escribir acerca del montaje de La voz humana, porque bien a bien sigo sin decidirme a dictar un veredicto; o sea, no sé si me gustó o no. Sin embargo, al tratarse de un texto creado por un dramaturgo consagrado, Jean Cocteau, vale la pena el riesgo. Y no solo por eso, sino porque su protagonista es una de la mejores actrices con las que actualmente cuenta México, sin lugar a dudas. Me refiero a Karina Gidi, a quien pueden apreciar en una clase magistral de actuación en la obra Incendios, de la que mucho ya he hablado en este blog.

Leer Más

Los mercados emergentes llegaron a Disney

En el mundo de los negocios, por allá por el año 2012, llevábamos hablando de los mercados emergentes –Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica (BRICS), y después México, Indonesia, Corea del Sur, Turquía (MIST, por sus siglas en inglés)– por lo menos un lustro, y probablemente más. Hay quienes piensan que siguen siendo la respuesta a las crisis en los distintos mercados desarrollados o de primer mundo, pero también existe quien piensa que son solo una ‘moda pasajera, no tan pasajera’. ¿Quién tiene la razón? Solo el tiempo lo dirá.

Leer Más

Incendios, otra vez

Una de las películas que más me ha impactado en los últimos años fue la ganadora al Oscar como Mejor Película extranjera en 2011: La mujer que cantaba, que estuvo proyectándose en los cines una buena temporada, y en especial en la Cineteca. Incluso, hablar de esa cinta es una de las razones por las cuales este blog ha sido visitado con cierta frecuencia, pues las estadísticas señalan que Daresh es una palabra clave muy buscada. Todo esto sin ni siquiera imaginármelo cuando escribí sobre esta historia la primera vez.

Leer Más

Vale la pena un mundo mejor

A casi más de un año, por fin le abrieron espacio en la cartelera comercial a esta película. Fui de las que se la perdió cuando nos la trajo la Cineteca, también fui de las que se enteró que salió premiada en la entrega de los Globos de Oro y de los Oscar en 2011 y, de la misma manera, fui de las se metía todas las semanas a ver las carteleras del circuito comercial para ver si al fin le darían una oportunidad de exhibirla en pantalla.