Autor: alitaparavolar

Contadora de historias y coleccionista de sonrisas.
Leer Más

No te preocupes, todo va a estar bien

Pocos hombres pueden causar un efecto tan peculiar con su música como lo hizo Bob Marley. Confieso que sabía poco sobre su vida y su trayectoria, solo había escuchado una y otra vez sus grandes éxitos cada que había necesitado un poco de buena onda, pero gracias a esta pieza de cine con la que me topé, ahora puedo decir que entiendo mejor su trascendencia y sobre todo me quedo con un hambre de hacerme de toda su discografía.

Leer Más

21 días para crear un hábito

Dicen por ahí que se necesitan tan solo de 21 días para crear un hábito; bien a bien, no sé de dónde provenga ese número con tanta exactitud, pero es real que con constancia uno puede hacerse de buenas o malas rutinas o costumbres. El ser humano es adaptable y moldeable a la edad que sea, pero se necesitan unas dosis de voluntad.

Leer Más

Linda palabra: delicadeza

Confieso que el cine francés, sin demeritar su importancia en la historia de la cinematografía, no es de mis consentidos, pero como lo he dicho: a veces uno se lleva sorpresas, por lo que nunca se debe decir “nunca” y mejor arriesgarse a ver de todo que quedarse con la duda. Este fue el caso de la película de David y Stéphane Foenkinos titulada así: La delicadeza.

Leer Más

¿Una más sobre la frontera? Sí

Arizona es una obra de teatro de Juan Carlos Rubio que pasó sin pena ni gloria. Confieso que me atrevo a escribir de ella, como diría mi abuela: “solo por no dejar”. Nuevamente, montada en el Centro Cultural Helénico –pensarán que no salgo de ahí, pero hay que reconocer que es de los foros teatrales más populares al sur del DF–, es una puesta en escena que maneja la idea de la frontera para reflexionar sobre la migración, los vacíos y la estupidez; además de ser un tragicómico retrato del alma de dos seres humanos perdidos en el desierto de la vida.