Súper 8: cine a la antigüita

Por mera casualidad vi esta película dos veces. No me lamento porque la disfruté bastante. Quizá no sea un obra maestra, ni tampoco lo mejor que tenga Steven Spielberg en su haber como productor, pero es una una buena remembranza de las películas de ciencia ficción de los 80, como E.T. o Encuentros cercanos del Tercer Tipo.

También hay quienes la comparan con Cloverfield de J.J. Abrams, quien funge como productor en ella y como escritor y director de Súper 8. Y sí, quizá sí se pueden encontrar ciertas semejanzas principalmente en los monstruos que aparecen en ambas.

En fin, Súper 8 es una cinta juvenil que relata la historia fantástica de una pandilla de amigos que gustan de hacer películas de zombis y –por casualidad– son testigos de un accidente que les cambiará sus vidas.

Como en otras películas de Spielberg, está muy presente como tela de fondo la difícil relación padre e hijo y la falta de comunicación entre generaciones.

Es una película que vale la pena ver, porque al menos uno pasará un buen rato y quizá, si se deja llevar por la emoción de lo que se está viendo en pantalla, hasta brinque uno de su asiento al menos un par de veces.

Un detalle…

Para quienes como yo no se fijaron en el detalle, la niña que protagoniza esta película en la vida real es hermana de Dakota Fanning.