Un vistazo a la cartelera

Una de mis grandes pasiones es el cine y qué mejor que este espacio para revisar lo que hay o lo que uno puede comprar o rentar si de plano en la cartelera nada le satisface.

Se esperan grandes cosas de esta franquicia.

El pasado fin de semana se estrenó Los vengadores. Sí, por fin, para aquellos fanáticos de los cómics de Marvel, sus deseos fueron cumplidos al reunir en pantalla a toda una gala de superhéroes. Definitivamente, es una de las grandes apuestas de mercadotecnia de este año y debo decir que cumple con la gran expectativa que tenía tras de si. Cuenta con un buen reparto, tiene humor, acción y sobre todo, muchos y buenos efectos especiales. Debo decir que entré a la sala un poco escéptica, pero salí sorprendida y completamente satisfecha (tanto que la vi dos veces en un día, aunque confieso que eso fue más casualidad que otra cosa).

Pero si tú –como yo– eres de los que suele exigir un poquito más y busca entre los títulos de la marquesina algo que te estimule intelectualmente, definitivamente, Pina o El prodigio es lo que estarás buscando este fin de semana.

La primera, Pina, se trata de un documental que fue nominado en dicha categoría como el mejor y relata la vida de Pina Bausch, una coreógrafa célebre en Europa que se caracterizó por fusionar el ballet con la danza moderna. Hace tres años murió de cáncer y Wim Wenders le rinde un homenaje a su trayectoria. Prácticamente, sólo por el director ya es garantía de llenar las expectativas de cualquiera.

La segunda, El último bailarín de Mao, es una película basada en la historia real de Li Cunxin, un bailarín chino que logra escapar del régimen de Mao Tse Tung y logra triunfar en Estados Unidos, orillado a vivir en el exilio, lejos de su familia. Dicen por ahí que la película es tan buena que un cine de Nueva York la mantuvo en su cartelera por más de un año. Quizá se les olvidó quitarla o quizá valía el espacio, eso será algo que tendremos que descubrir una vez que la veamos.

Por ahora, esto será de lo mejor que nos encontraremos, sumado a Una separación, que se estrenó hace ya dos fines de semana y se trata de una película iraní ampliamente laureada y que se llevó el Oscar como Mejor Película Extranjera este año. Desgraciadamente, este tipo de películas duran muy poco en cartelera, por lo que si no la has visto, también anótala en tu lista de pendientes, antes de que sea derrocada de la marquesina por un blockbuster (aunque aquí entre nos y en voz baja te digo que ya está en Cuevana, pero ¡shhh!).

Por cierto, dicen que la película de Roman Polanski, ¿Sabes quién viene?, también merece nuestra atención. Honestamente, no la he visto, pero con el puro nombre del director creo que puede resultar una buena apuesta.

En cuanto a cine mexicano, sigue Días de gracia en cartelera, que no sé si fue mi estado de ánimo o verdaderamente la película es insufrible, pretensiosa y vuelve a retratar el mismo México que ya hemos visto una y otra vez en pantalla en películas mejor logradas, como las de Luis Estrada, por ejemplo. 

En todo caso, si quieres ver algo del séptimo arte nacional, te recomiendo Aquí entre nos, una película sencilla, con un argumento modesto, pero que cumple con el objetivo: reírnos un poco de nosotros mismos. Además sobra decir que Jesús Ochoa, como en otras ocasiones, hace un trabajo histriónico excepcional.

Por último, si nada de lo anterior te convence o eres de los que prefiere esperar a que salga el DVD, te recomiendo que consigas Drive, una película que se estrenó en las salas de cine el año pasado y que revive el género del cine negro de una manera extraordinaria (si quieres conocer un poquito más de esta película visita esta entrada). ¡Nos vemos en el cine!