Hay algo muy podrido

El cine de Sofía Coppola no es de mis favoritos, porque roza en lo contemplativo y eso siempre me cuesta trabajo. Sin embargo, Perdidos en Tokio y Vírgenes suicidas son películas que disfruté, y me sucedió lo mismo con The Bling Ring. Es más, aunque muchos críticos no estarán de acuerdo conmigo, creo que esta última cinta es la que más me ha gustado de la directora.

TBRRealLa historia está basada en hechos reales, cosa que capturó mi atención, además de contar con la actuación de Emma Watson. El casting es impecable. Cada uno de los actores está perfectamente escogido y les compras su papel de inmediato.

Pareciera que la narración no tiene sentido, pues son tan solo unos ‘mocosos’ jugando y pasando el rato sin ningún otro fin, pero creo que es justo lo que intenta retratar la directora: la banalidad del jet set y sus seguidores, que no son más que un espejo de lo que las estrellas del momento proyectan.

PosterPeliPor supuesto, los actos de vandalismo y robo no son justificables, pero quienes los cometen son inspirados por las propias víctimas. Sé que me escucharé como de otra generación –porque efectivamente lo soy– pero no deja de sorprenderme lo vacíos que parecen los ídolos de hoy en día.

La superficialidad con la que a veces se toman las adicciones y la frivolidad que las acompaña me dejan atónita. Nada parecido a lo que sucedía en tiempos de revolución y cambio. Hoy es divertido y hasta se vuelve una meta en la vida robar prendas carísimas y lucirlas en Facebook, por ejemplo. El culto a la imagen es de lo que se trata esta película en toda su extensión, pero no de forma positiva, sino con un profundo sinsentido.

El film me dejó pensando mucho en el mundo que nos espera y en cómo son las nuevas generaciones, y no en un afán de desdeñarlas, sino de entenderlas, tratando de encontrarle una explicación a ese profundo vacío en el que están inmersas.

SofiaCoppolaCreo que la película no es aberrante, sino harto interesante. Por primera vez, esas tomas lentas de Sofía Coppola más que aburrirme me permitieron esos espacios de reflexión para tomarse el tema en serio.

El soundtrack es un verdadero acierto, sobre todo porque muchas veces llena las escenas con ese ruido y esa explosión que hace falta, y que entre los jóvenes es una constante.

Es probable que no dure mucho tiempo en la cartelera, pero si pueden vayan a verla y háganse de su propia opinión al respecto [ahora en Netflix, también].

Un poco más…

Como ya es mi costumbre, les dejo la ficha de la cinta y unas cuantas ligas más con datos curiosos y otros detalles que valen la pena leer.