Hacen falta más ídolos

Ya han pasado varios años desde que el documental Senna estuvo deambulando por las salas de cine de nuestro país. A estas alturas, estoy segura que todos los aficionados al automovilismo ya la vieron y ya forma parte de su colección de películas favoritas, pero, ¿porqué hablar de este corredor ahora? Quienes son fanáticos saben que no se necesita pretexto, sencillamente fue un hombre que cambió la historia en las pistas de carreras, pero no solo eso, su calidad humana lo hizo trascender fuera del automovilismo y provocó que personas –como yo– alejadas completamente de la adrenalina de los motores, lo colocáramos en nuestra galería de ídolos.

AyrtonSenna1Ayrton Senna fue un hombre profundamente religioso y nunca dejó de mostrar lo agradecido que se sentía de haber nacido en buena cuna, por eso, no importaba en qué parte del mundo se encontrara, siempre llevaba a su natal Brasil consigo. No era ajeno a los problemas de su país y, cerca del final de su vida, fundó una organización dedicada a apoyar proyectos educativos para niños de escasos recursos. Su lema era: “todos tienen el potencial para ser un vencedor” y más tarde la Fundación que lleva su nombre lo hizo suyo. Hasta el día de hoy, esta asociación organiza el Ayrton Senna Racing Day, un maratón dedicado a recaudar fondos y que de alguna manera sirve de homenaje a este gran personaje. Por supuesto, no era un santo, pero sí un hombre con gran conciencia social, de esa que siempre nos hace mucha falta.

AyrtonSennaHondaNo hablaré de sus méritos en las pistas de carreras, pues no soy experta y basta con leer un poco al respecto para darse cuenta que era un genio. Era un hombre que se preocupaba por hacer las cosas no solo diferentes, sino mejores. A pesar de las rivalidades con otros competidores –especialmente con Alain Prost– siempre se preocupó por la fidelidad del automovilismo y la seguridad de quienes participaban en él. Incluso, su muerte dejó una gran lección en la materia y gracias a ella, hasta el día de hoy, no ha muerto un solo corredor más en la Fórmula 1.

Definitivamente, aunque no sean fanáticos Senna es un documental que hay que ver, no solo por la gran historia que relata, sino por cómo lo hace. El narrador es el propio Ayrton, ya que se trata de una gran investigación videodocumental, pero sobre todo de un fantástico trabajo de edición. Puedo imaginarme la enorme cantidad de horas que pasó el director Asif Kapadia observando videos para encontrar el diálogo perfecto, la cita, la confesión, cada expresión en el rostro de Senna está colocado con una intención y no se necesita más para contar la historia.

Por algunos momentos, aparecen algunas entrevistas con su hermana y algún ingeniero cercano, pero solo para confirmar lo que el mismo Senna nos está contando.

AyrtonSenna3Pocas veces en la historia surgen personajes tan encantadores, tan serios y tan profesionales en lo que hacen a tal grado de provocar la idolatría de los demás. Es impresionante la cantidad de homenajes grandes y pequeños que se le han hecho alrededor del mundo y con esta humilde entrada a mi blog me uno a las filas de los fanáticos, pues vaya que se necesitan de figuras así para sentirse inspirado a vencer los retos que nos ponemos día a día, sin dejarnos intimidar por esa enemiga llamada a veces realidad.

Ahora entiendo porqué uno de mis tíos más jóvenes, cuando yo era pequeña, no se despegaba de la televisión cuando Senna competía y nunca olvidaré las tardes que pasaba con él jugando “a la carretera” con la fantástica colección de pistas de coches que tenía. Así que esta entrada se la dedico a mi tío Ernesto también, porque no conozco a otro fanático de coches que le imprima tanta pasión como él.

Un vuelo más largo

SennaEl documental me dejó con ganas de saber más sobre este personaje amado por la sociedad brasileña y por eso pasé algunas horas en internet leyendo y observando algunos videos al respecto. Les dejo algunas de las ligas que visité y otro breve documental de National Geographic donde se intenta dilucidar la muerte de éste, mi nuevo ídolo:

Así lo dijo:

“Me acuerdo de mi primera carrera de kart con lluvia. Fue un desastre total. No conseguí hacer nada, todos me adelantaban. Era extraño, porque en seco era bastante bueno. Ese día comprobé que no dominaba la conducción bajo la lluvia y empecé a entrenarme en suelo mojado. Siempre que llovía, allí estaba yo, probando y entrenando. Ahí fue donde aprendí a correr con lluvia”.

Ayrton Senna, 1985

(El mejor corredor en suelo mojado que haya existido hasta ahora)

“Mi motivación no es el dinero, es la voluntad de ganar. Gracias a Dios, hasta ahora he tenido todo lo que he tenido porque mi familia tuvo la voluntad de darme todo lo que quise, y estoy en el mundo del automóvil porque me gusta y no por lo que pueda sacar de él. Di muchas vueltas antes de llegar a la F1. Todo lo que conseguí con patrocinios lo invertí en mi carrera, para tener siempre un camino mejor. Y ahora estoy viviendo de la Fórmula 1”.

AyrtonSenna2Ayrton Senna, 1987

“Cuando vi con mis propios ojos las consecuencias inmediatas del accidente, me fue muy difícil soportarlo y mantener mi equilibrio mental. Pensé en no correr más en las clasificatorias. Me encerré, sólo, en el motorhome.”

Ayrton Senna, 1990

(Sobre el accidente de Martin Donelly en Jeréz, como si fuera una premonición)

“Lo que quiero, por encima de todo, es volver a pilotar un coche competitivo, con el que tenga posibilidades de ganar, de luchar por el título. Con una temporada estéril como la de 1992 ya tengo bastante. Quiero ser competitivo”.

Ayrton Senna, 1993

(un año antes de su muerte a los 34 años de edad)