Todo por un tatuaje

Una de las narraciones más fascinantes que he leído de Enrique Serna es “Hombre con minotauro en el pecho”. Para quien no lo conoce, este escritor nació en el Distrito Federal, en 1959 y estudió letras hispánicas en la UNAM. Es narrador y ensayista; entre sus obras destacan las novelas Uno soñaba que era rey, Señorita México, El miedo a los animales y El seductor de la patria; el libro de cuentos Amores de segunda mano y la colección de ensayos Las caricaturas me hacen llorar. En el año 2000 obtuvo el Premio Mazatlán de Literatura.

enriqueserna
Enrique Serna

Volviendo al cuento que dio pie a esta entrada, la historia habla sobre la vida de un hombre condenado por un tatuaje pintado en su pecho por Picasso. El lenguaje de la obra es totalmente cotidiano, pero tiene referencias constantes a grandes obras de arte y pintores destacados, los cuales implican un bagaje cultural alto para poder inmiscuirse mejor en la historia. La estructura es totalmente lineal y clásica, y en la edición que leí pueden detectar ciertos espacios entre algunos párrafos para indicar una nueva etapa en la vida del personaje principal.

Este cuento consta de una cantidad considerable de personajes, pero en general, solo hay uno hegemónico: el hombre con el tatuaje de un minotauro pintado por Picasso. Cabe destacar que no tiene nombre porque en realidad este pierde importancia frente a lo que tenía pintado en su pecho, eso era por lo único por lo que lo conocían. También hay personajes clave que, aunque no son constantes en todo el cuento, marcan de manera importante la vida del protagonista, como lo son el propio pintor Picasso, sus padres, la señora Reeves, Franklin Ramírez y los Kranz. Todos ellos son personajes frívolos y totalmente interesados en la cuestión material, por ello abusan del hombre con el minotauro de alguna forma.

El narrador, en este caso, es el personaje principal del tipo equiciente, en primera persona. La narración está hecha en flash back: el hombre cuenta su historia de vida pasada, en el presente. De hecho, el cuento podría parecerse a la narración breve de su diario personal, que busca dar a conocer su historia para encontrar la justicia inexistente en su vida.

minotauroEl tiempo es totalmente lineal y sigue un orden cronológico, desde el niño pintado por Picasso, hasta el hombre encarcelado por destruir esa pintura. Al parecer, el tiempo explícito e implícito coinciden un poco, porque la obra se percibe como un momento de reflexión del protagonista, cuando decide escribir su historia. Incluso, el propio protagonista así lo dispone al finalizar su historia, diciendo que lo anterior era un comunicado a la opinión pública para buscar alguna defensa.

El espacio es totalmente inestable y cambiante, pues el protagonista vive cada etapa en un lugar distinto. Por lo general, todos estos espacios son cerrados, al punto de invadir su privacidad, lúgubres y sobre todo proyectan una seguridad exagerada a tal grado de hastiar a la persona situada en ellos. Algunos de estos espacios, son vitrinas, jaulas, mansiones vigiladas por guardias prepotentes y similares.

El tema eje de la obra, definitivamente, es la injusticia moral del hombre llevada a casos extremos, sumamente dramáticos. Como subtemas podemos encontrar el arte como actividad mercantil, el abandono familiar, la corrupción y la frivolidad de la clase alta.

mercadodearteEl autor implícito es obvio porque muestra una postura completamente en defensa del protagonista, donde revela la corrupción vivida en los círculos de críticos de arte, así como las fraudulentas transacciones de los coleccionistas, que convierten el arte en un mero espacio de violación poco edificante o cultural. Es como si el autor tratara de burlarse de la “justicia moral” aplicada al arte, no solo incluyendo a quienes la aprecian, sino también a quienes la crean, como Picasso.

El lector implícito definitivamente es alguien interesado en la narrativa moderna mexicana, crítica y reflexiva. Pero también está dirigida a todos aquellos interesados en la pintura como actividad mercantil, siendo este cuento una lección para ellos.

Aviéntate el viaje…

Serna, Enrique. “Hombre con minotauro en el pecho” en Amores de segunda mano, México: Cal y Arena, 1994.

También puedes escuchar una narración del cuento en este podcast:

http://www.e-radio.edu.mx/El-sonido-de-las-letras?id_podcast=92