Flirteo en el equipaje

Viajar solo puede tener muchas ventajas. Una de ellas es que no tienes que negociar nada; es decir, puedes ir a donde quieras cuando lo desees sin esperar la aceptación de nadie. Además, estar solo se convierte en una excelente oportunidad para conocer gente y, por qué no, ligar.

Prácticamente en cualquier destino te puedes aventurar a tener un encuentro con alguien, muchas veces en sitios donde menos lo imaginas. Aunque también es verdad que existen planes de viaje pensados exclusivamente para eso, como sucede con los cruceros de solteros. Basta googlear el concepto para encontrar infinidad de opciones. Uno de los más famosos en Europa es el Love Beat Boat, un minicrucero que viaja por las costas del Mediterráneo y se convierte en un auténtico club flotante.

agenciaespecializadaTambién existen agencias de viajes especializadas en gente sin pareja (incluso con hijos), que organizan reuniones previas al viaje para que los grupos de solteros se conozcan, o sugieren los destinos que ofrecen una infinidad de posibilidades para ligar, como sucede con Cancún o Ibiza. Algunas de estas agencias, recomendadas por Isidoro Merino, experto en viajes y columnista del periódico El País, son Club Impar, Solteros de viaje, Viaja y Liga, Atrévete solo y Puzzle Viajes, entre otras.

Viajar a través de una agencia es más sencillo para conocer gente, pues el fin de esos programas es ese y cuentan con actividades previamente definidas para que puedas ligar sin el menor de los problemas. Pero si tú eres de los que simplemente desea viajar por tu cuenta, o incluso con algún amigo soltero, en busca de conquistas, quizá lo único que necesites son algunas tácticas o ideas para ligar por tu cuenta.

Por eso, platicamos con tres personas de diferentes edades, entre 28 y 46 años, quienes son trotamundos especializados en abrazar la aventura y conocer gente. Sus estilos son diferentes: Ariadne es una chica de Hungría que ha recorrido Latinoamérica en bicicleta y con mochila al hombro; Jonathan es un gastroenterólogo divorciado que le encanta recorrer todas las playas que le son posible; y por último, Mayra, una abogada italiana experta en recorrer los bares en busca de ligue.

Dentro o fuera

Los tres coinciden en que viajar al extranjero es mejor cuando se trata de conocer gente, porque sueles estar más relajado y te ves obligado a interactuar con los demás, incluso aunque no lo desees. Las barreras culturales pueden ser un problema, pero también es cierto que al ser de otro país generas más curiosidad. Por eso, una de las primeras cosas que recomiendan antes de aventurarte al ligue, es leer un poco sobre las costumbres del lugar a donde vas y platicar con taxistas o en los centros de información turística para conseguir las primeras pistas de cómo interactuar con los demás sin resultar ofensivo.

Viajar en el mismo país tampoco es mala idea. En este caso, tu ventaja será que hablas el mismo idioma. Los lugares ideales para el ligue en estos casos son los destinos de playa o los lugares con una actividad nocturna, como sucede con San Miguel de Allende o Cuernavaca.

Hostales: club social por excelencia

hostallobbyQuizá tenemos la idea de que los hostales son solo para gente joven y con pocos recursos para viajar. Es posible que muchos de ellos si estén pensados para ese tipo de viajeros, pero la realidad va más allá. Ariadne que ha recorrido bastantes alrededor del mundo asegura que no siempre son solo jóvenes los que los utilizan, sino también gente adulta, sobre todo en Europa.

Mencionamos los hostales, porque hospedarte en uno puede resultar mejor idea si viajas solo con intenciones de ligar. Aunque las habitaciones suelen dividirse para hombres y mujeres, también los hay mixtos. Además son lugares con espacios dedicados a la convivencia, ya que todo se comparte. Así que desde la cocina, hasta la sala de estar se convierten en espacios ideales para conquistar. Hacerle compañía a alguien a la hora del desayuno o iniciar una conversación con el programa que se está transmitiendo en la televisión de la sala de estar pueden ser un buen pretexto para iniciar una conversación casual.

Paradas y trayectos

conocerenviajesOtro de los lugares comunes para comenzar el ligue casual es en las paradas de metro y autobuses, o incluso en el trayecto de un lugar a otro. Sobre todo en el extranjero es frecuente que encuentres gente viajando igual que tú. Pero aunque no sean viajantes, la técnica de preguntar dónde está un lugar, solicitar la recomendación de un buen restaurante o pedir que te ayuden a entender un mapa, no falla. Es una buena forma de entablar conversación con alguien y quizá hasta obtener su número o un correo para salir más tarde. “En un viaje a Berlín iba caminando hacia Alexander Platz y un hombre me pregunto si sabía donde quedaba esa plaza y que si me molestaría que camináramos juntos. De momento desconfié, pero se mostró educado y tampoco me quitaba nada. Al final resultó un buen ligue”, comenta Mayra.

Fotografías y bancas de parque

Conocer a alguien y comenzar el ligue puede ser sencillo cuando se le pide a alguien que te tome una foto. Jonathan utiliza mucho esta estrategia. “A veces hacerse el simpático, pero sobre todo seguro de sí mismo es la clave”, comenta. Él conoció a un par de chicas así, mientras caminaba por el malecón de Veracruz.

También si eres de los bohemios que les gusta pasar unas horas en la banca de un parque o en zonas de descanso de museos o sitios arqueológicos existen oportunidades. Puedes comentar alguna de las obras que viste con esa mujer que está sentada frente a ti o a veces con un simple cruce de miradas comienza todo si estás en un parque. “Hacer contacto visual, sonreír y olvidar la timidez son tres cosas que te pueden abrir puertas con una persona”, dice Ariadne.

Futbol, música y demás “jergas”

Temas que siempre te pueden abrir puertas es la música y el futbol. Vaya, no tienes que inventarte una afición si no la tienes, sino solo hablar de lo que sabes o has escuchado. Sobre todo, cuando ya rompiste la primera barrera y quizá el hombre o la mujer que conociste accedió a acompañarte a algún lugar, preguntarle por las costumbres y aficiones del país te abre la puerta para conocer un poco más de los intereses de la persona. Otro tema que, según Jonathan, funciona bastante bien para ligar es hablar de las diferencias del idioma, más si es entre Iberoamericanos. Saber cómo se dice “relajo” o “ligue” en las diferentes regiones de habla hispana puede provocar risas y una buena forma para hacer química.

Tiempos muertos

esperandobusEn los viajes suelen suceder tiempos muertos, por ejemplo, cuando haces fila para entrar a algún lugar o mientras esperas abordar un avión o autobús. Estas también son buenas oportunidades para el ligue cuando viajas solo, porque puede comenzar la conversación con los que se encuentran en la misma circunstancia que tú. Ariadne dice que a veces intentar practicar el idioma local o al menos decir unas cuantas palabras hace que muestres interés y que la otra persona se quede a hablar contigo. “Alguna vez me enviaron a realizar un proyecto a Barcelona y tuve que realizar un trámite en una oficina de extranjería. Recuerdo que tomé el metro y al bajarme no sabía para donde caminar. Di unos pasos para tratar de ubicarme y buscar a quien preguntar por el lugar. Estaba viendo mi móvil para abrir Google Maps y un hombre se me acerca para preguntarme por la misma oficina. Le dije: ‘que coincidencia yo también la estoy buscando’. Caminamos juntos y dimos con ella, pero tuvimos que hacer una fila de casi una hora, por lo que fue la ocasión para conocernos un poco e intercambiar teléfonos”, comenta Mayra.

Tours caminados o de un solo día

Cuando viajas solo y tienes poco tiempo para recorrer la ciudad, una opción práctica son los recorridos a pie que se ofrecen en algunas oficinas de turismo. “Alguna vez asistí a Uruguay a un congreso de medicina. Nos instalaron en Montevideo, pero me habían dicho que Punta del Este quedaba cerca y valía mucho la pena. Así que el día que tuvimos libre, tomé un autobús y llegando a la playa hacia mal clima, por lo que contraté un tour para visitar los lugares más emblemáticos y comer en algún lugar típico. Al subir al autobús me senté junto a una mujer que al parecer viajaba sola. Estuvimos conversando durante todo el tour y al final aceptó ir por una cerveza conmigo y nos amanecimos en su hotel. Por poco y pierdo el avión de regreso”, relata Jonathan.

Naturalidad ante todo

memesolteroLos tres trotamundos coinciden en que deben evitarse frases hechas y trucos forzados. Para flirtear con alguien debes actuar con naturalidad y transparencia, mostrar interés, pero no ser directo en un principio, pues más de alguno puede sospechar y salir huyendo. Conocer gente y ligar cuando viajas solo puede ser fácil si aprovechas oportunidades casuales y no dejas de ser tú. Jonathan, Mayra y Ariadne admiten que cuando alguien se les acerca con pretextos como “se te cayó algo… esa hermosa sonrisa que traes en el rostro”, o “¿te gustaría aparecer en un comercial de televisión?”, lo mejor es sospechar, más que ligar.

Y ya que estamos hablando de dudas y sospechas, vale la pena terminar con algunos consejos de seguridad, porque a veces en el ligue uno también se expone a ser víctima de un desconocido que no necesariamente tiene las mejores intenciones. Estos son los consejos de los expertos:

  • Siempre trata de averiguar algo sobre las costumbres del lugar para saber qué frases o ademanes pueden resultar normales en la cultura que visitas y cuáles pueden ser señales de alerta. Por ejemplo, en México, la palabra “cajeta” es un postre, pero en Argentina es una forma vulgar de decir vagina.
  • seguridadConfía en tu instinto, usa tu sentido común y ante pon siempre tu seguridad. Ante cualquier presentimiento o sospecha que tengas de que esa persona no es de fiar, mejor date la media vuelta.
  • Si pides que se te tome una foto, que siempre sea con tu cámara y no permitas que la otra persona saque una con su teléfono, pues esa es una señal para huir.
  • Ubica los teléfonos de policía y trata de que tu ligue sea en lugares públicos, al menos en un principio, para que si algo sale mal, puedas pedir auxilio.
  • Procura no darle tu número de celular o tu correo personal a cualquiera, al menos no antes de haber sostenido una conversación larga con ella. A veces, incluso, es recomendable crear una cuenta para esos fines, pues después puede resultar incómodo tener que esconderte de esa persona si las cosas no salen bien.
  • De preferencia, pide los datos de contacto de la persona, para que seas tú quien decida buscarla.
  • Intenta siempre alertar a alguien de dónde y con quién estarás, aunque sea un ligue solamente. Puedes decírselo al guía de viajes o algún amigo o pariente, para que al menos haya una persona preocupada por tu regreso o por buscarte de ser necesario.

Ligues fáciles alrededor del mundo

Un portal de internet llamado Target Map elaboró un polémico mapa para señalar en qué países las mujeres son más fáciles de ligar, y debido a la críticas prometen sacar pronto uno donde también se ubique la facilidad de los hombres.

Según ellos, los países más difíciles para ligar son los de Medio Oriente, España, Italia, Argentina y algunos países de Europa del Este. En cambio, los países latinoamericanos, Estados Unidos, Alemania, Rusia o Inglaterra aparecen como los países más fáciles. ¿Será cierto?

mapa