Préstale dinero al gobierno

¿Ahorrar o invertir? Esa es la diferencia entre tener dinero o formar un patrimonio. Si tienes tu “cochinito” en una cuenta de ahorro estás perdiendo dinero, mejor inviértelo.

Invertir: el verbo que no dejo de repetir, porque no solo basta con que logres ordenar tus finanzas y acumular algo de lo que te sobra, sino que para tener un futuro alentador, hace falta poner a trabajar ese dinero. Lo he dicho muchas veces y no me cansaré de hacerlo.

Cuando la gente comienza ahorrar lo más común es que guarde ese dinero en una cuenta de ahorro, o peor aún, en su misma cuenta de nómina, sin saber que existen otras formas de ganar un poco más, o cuando menos otras maneras de proteger nuestro dinero de la inflación –esto es, cubrirlo del alza de precios, porque $1,000 pesos de hoy, valdrán menos mañana–. Las cuentas de ahorro en los bancos solo nos deben de servir como cuentas eje de operaciones financieras, pero no para guardar ahí el dinero que nos sobra, porque sencillamente estamos perdiendo. ¿Cómo es eso posible? Te respondo con otra pregunta: ¿hace cuánto que en tu estado de cuenta no ves intereses ganados? Sencillo: al día de hoy ningún banco te paga por ahorrar y si llega hacerlo, la tasa que ofrece no alcanza a cubrir cuando menos el marco de referencia básico (benchmark): la inflación, que a lo largo de los últimos años ha rondado entre 4 y 5%.

Sí, existen algunas excepciones como los bancos pequeños (Walmart y Compartamos, entre otros) que por su tamaño buscan capitalizarse y hacerse de nuevos clientes con tasas más atractivas, pero las opciones son limitadas.

Ante esta situación, el Gobierno Federal tomó algunas acciones al respecto: además de tratar de extender su campaña de educación financiera para fortalecer algunos conceptos y realidades entre la población, puso al alcance de todos una nueva plataforma para invertir directamente con él a través de algunos instrumentos conocidos como cetes y bonos.

Esta plataforma es conocida como CetesDirecto. Para su operación, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) se apoya en Nacional Financiera (Nafin) para el manejo de cuentas individuales y en el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi) y en el Banco Nacional del Ejército Fuerza Aérea y Armada (Banjército) para contar con ventanillas de atención al público. Aunque en realidad el usuario final puede hacer todos los trámites y operaciones desde la comodidad de su casa, basta con que tenga acceso a internet.

inflacionEl monto mínimo inicial que exige es de $100 pesos, no cobra comisiones y permite invertir en plazos que van desde un mes hasta 30 años, según el portafolio que se arme. La plataforma ofrece cuatro instrumentos de inversión: cetes, bonos, bondes y udibonos, con los cuáles se puede conformar una cartera bien diversificada y acorde con las metas financieras de cada inversionista.

Entonces, no hay más pretextos. Es momento de aprender a utilizar este servicio para que empieces no solo a ahorrar, sino a invertir. No te espantes, es sencillo y si lo haces poco a poco y con tantita de cultura financiera lograrás tus metas, que no te quepa duda.

En sus marcas, listos, ¡fuera!

Lo primero que debes hacer es registrarte en el programa y para hacerlo tienes dos opciones:

Por teléfono. Marca desde la Ciudad de México al 5000-7999 o llama lada sin costo al 01-800-238-3734. Ahí un ejecutivo te asistirá paso a paso.

Por internet. Entra a http://www.cetesdirecto.com y da clic en “Contrate aquí”, donde se te orientará para que crees un nuevo usuario y una contraseña.

Una vez registrado, el siguiente paso es generar un contrato y firmarlo. Para esto, también se ofrecen dos maneras:

En sucursal. Acude a una filial autorizada de Bansefi o Banjército, dónde podrás firmar tu contrato de manera presencial. Dos días hábiles después de firmarlo marca de nuevo al Centro de Atención a Clientes (CAT) –a los teléfonos señalados arriba– para que un ejecutivo te ayude con la activación de tu cuenta.

Por internet. Entra al sitio y da clic en “Inicia tu sesión”. Ingresa tu nuevo usuario y contraseña y ahí deberás proporcionar tus datos de contratación en ocho pasos. Después elige una de las siguientes opciones para firmar tu contrato:

  • Contratación Exprés. La única restricción, si se elige esta modalidad, es que los depósitos a la cuenta de CetesDirecto estarán topados hasta en 3,000 udis mensuales (el equivalente a aproximadamente $13,700 pesos). Tras leer tu contrato y sus anexos, con un clic en “Firmar electrónicamente” estarás contratado.
  • Contratación FIEL. Si eliges esta opción, ten a la mano el certificado de tu FIEL (archivo.cer), la llave (archivo.key), la contraseña de acceso y el estado de cuenta en archivo PDF de la cuenta bancaria a tu nombre que quieras vincular a CetesDirecto para realizar tus operaciones. Al terminar de introducir tu información y leer el contrato, dale un clic para firmar electrónicamente. Se descargará una aplicación a tu computadora que te permitirá firmar con tu Firma Electrónica Avanzada (FIEL). Introduce en ella los archivos antes mencionados para que el sistema pueda verificar su veracidad y, si todo está en orden, en ese momento quedas contratado.

Tanto el registro como la contratación de una cuenta son gratuitos y dentro de la página existen tutoriales que explican claramente ambos procedimientos por si te atoras en algún momento del camino.

Para cualquier cambio posterior que quieras realizar (por ejemplo, si deseas modificar la cuenta bancaria a la que está ligada tu cuenta en CetesDirecto; o tus claves de acceso o incluso tu nombre), necesitas marcar al CAT para que te indiquen cómo proceder, pues ese tipo de cambios no se admite que tú los hagas directamente por cuestiones de seguridad del sistema. Esto puede ser engorroso, por lo que te recomiendo que antes de firmar –por cualquier vía– tu contrato, estés seguro de los datos que vas a utilizar, para evitarte una vuelta demás.

Arma tu portafolio

Este es el momento más importante, pues es cuando debes elegir en qué vas a invertir. Aunque todos son papeles de deuda emitidos por el Gobierno Federal, no es lo mismo invertir en cualquiera. La oferta de CetesDirecto incluye hasta hoy los siguientes 18 instrumentos:cetesdirecto2

  • Cetes a 28, 91,182 y 364 días
  • Bonos con tasa fija a tres, cinco, siete, 10, 20 y hasta 30 años
  • Bondes a uno y cinco años
  • Udibonos a plazos de tres, cinco, 10, 20 y 30 años
  • NAFDIA

Por lo que es importante definir una estrategia para decidir cómo distribuiremos nuestro dinero en esta variedad de opciones. No tenemos que comprarlos todos, sino más bien seleccionar los que vayan de acuerdo a nuestro perfil de inversión.

Recuerda que para saber en qué invertir debes responder tres preguntas básicas:

  • ¿Para qué quiero el dinero? (meta)
  • ¿En cuánto tiempo lo necesito? (plazo)
  • ¿Qué tanto estoy dispuesto a arriesgarme? (riesgo)

Una vez que defines esos tres parámetros, entonces estás listo para armar una estrategia. Como estamos hablando de una plataforma para invertir en deuda del gobierno, el riesgo no será un tema que nos ocupe tanto, pues en términos generales, esta es la opción menos riesgosa de los mercados financieros. ¿Porqué? Porque, aunque no es imposible, resulta muy difícil que el gobierno de un país quiebre. Sobre todo en el caso particular de México, donde nuestra economía es fuerte y los pronósticos dicen que así seguiremos al menos unos cuantos años más.

Dicho lo anterior, pongamos tres ejemplos concretos para los que nos puede servir la plataforma de CetesDirecto.

Caso 1. Corto plazo

Metas: tener un fondo para contingencias o salir de vacaciones

vacacionesEn este caso lo que conviene es tener distribuido el dinero en cetes a 28, 91 y 182 días, porque lo necesitamos líquido y protegido de la inflación, nada más. Es decir, el periodo es tan corto (de uno a seis meses) que realmente no se pueden esperar ganancias reales, sino solo un “cochinito” donde ahorrar sin que nuestro dinero pierda valor. Recordemos que los cetes en los últimos años apenas igualan o superan por muy poco a la inflación (rondan entre 4.1 y 4.7%). Pero para las metas planteadas no hay tanto problema, porque en ambas el dinero lo podemos necesitar muy pronto (en la caso de las vacaciones) o en cualquier momento (como sucede con las contingencias).

Entonces, si se planea empezar con un ahorro de $1,000 pesos mensuales, $500 se pueden colocar en cetes a 182 días, $300 a 91 y $200 a 28. Porque también entre más largo sea el plazo, más rendimiento puede ofrecer. Además, ¡ojo!, aunque los cetes los puedes comprar y vender, el plazo es tan corto que te conviene más hacerlo hasta que el plazo venza, de lo contrario puedes salir perdiendo.

Caso 2. Mediano plazo

Metas: comprar un coche, hacer un viaje largo, remodelar la casa, adquirir un gadget o una computadora

autoCuando quieres hacerte de algo que cuesta más dinero del que tienes presupuestado cada quincena, nuevamente lo que nos conviene es ahorrar, antes de decidir endeudarnos. Para este tipo de metas lo que conviene son los bondes a un año y los bonos, porque aunque los plazos en los que necesitaremos el dinero pueden ser más cortos que tres, cinco o hasta más años, la ventaja con estos valores gubernamentales es que se pueden vender en el momento que se desee. Pero, ¡ojo!, aquí lo importante es hacerlo a un precio mayor al que se adquirieron para no salir perdiendo, por lo que habría que estar atentos de los movimientos de la serie de bonos o bondes que compramos para saber cuándo es el momento adecuado sin tratar de especular.

La ganancia aquí puede ser de unos cuantos pesos (ya que los bonos y bondes rondan entre 5 y 6%), pero si todavía no te animas a invertir en otro tipo de mercado financiero más arriesgado, CetesDirecto puede ser una buena forma de empezar a entrenarte, ganando un poco y protegiendo tu dinero de la inflación. Si eres de los que ya tiene experiencia con las aportaciones voluntarias a tu afore o fondos de inversión, para tus metas de mediano plazo, entonces, quizá CetesDirecto para ti salga sobrando.

Caso 3. Largo plazo

Metas: comprar una casa, poner un negocio o el retiro

retiroDefinitivamente, para estas metas no hay mejores instrumentos que los udibonos, los bonos a 20 o 30 años, y los bondes a cinco años, porque los plazos permiten un mejor rendimiento (alrededor de 6 o 7%, o en el caso de los udibonos que manejan tasas reales de 1 o 2%). Aunque hay que decirlo, estos instrumentos son los menos arriesgados en el mercado, aun en plazos tan largos, por lo que también pagan poco comparados con otros; por ejemplo, como los instrumentos de renta variable. Entonces, aquí la recomendación es que si eres joven destines solo un poco (entre 20 y 40%, según lo arriesgado que seas) de tu inversión para el largo plazo y el resto lo dirijas a otro instrumento fuera de CetesDirecto y a través de una casa de Bolsa o fondo de inversión. Por ejemplo, si tienes para empezar con esta meta $10 mil pesos, destina solo $3 mil a través de CetesDirecto en los valores que ya mencionamos.

Si aún no estás muy convencido de que CetesDirecto es una mejor opción para ahorrar –y hasta invertir– que tu cuenta de nómina, tu pagaré bancario o tu cuenta de débito o cheques, la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de las Instituciones Financieras (Condusef) pone a tu disposición un simulador en su página de internet (www.condusef.gob.mx) llamado Ahorro, donde podrás hacer ejercicios con números reales, compararlos entre los distintos instrumentos y tomar las mejores decisiones.

Aquí te mostramos un ejemplo de una persona que inicia con $10 mil pesos de ahorro y aporta $1,000 pesos mensuales durante un año en cetes a 28 días:

grafica

¡Listos para operar!

Ahora que ya sabes cuánto y en qué valores gubernamentales vas invertir, después de haber armado tu estrategia, es momento de empezar a operar; es decir, ¡movamos tu dinero! Un primer paso sería que leas las Reglas de operación que vienen en el Anexo B de tu contrato, pues son realmente una buena guía para entender cómo funciona la plataforma de CetesDirecto. De todas formas, trataremos de darte un breve resumen aquí para que al menos tengas en mente lo más importante.

Lo primero es enviar el dinero a tu cuenta de CetesDirecto y esto lo puedes hacer por medio de tres mecanismos:

  1. Vía el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI)

Debes hacerlo desde la cuenta bancaria que tengas vinculada a CetesDirecto. Lo único que necesitas tener a la mano es tu número de contrato, que funciona como la Clave Bancaria Estandarizada (CLABE) para enviar los recursos a NAFIN. La operación debe hacerse antes de las 13:00 horas, si no se aplicará hasta el siguiente día hábil.

  1. Vía domiciliación o cargo automático

Esto se hace al momento de dar clic en “Domiciliación” al girar una instrucción de compra. El monto de la transferencia no debe rebasar los $50 mil pesos. El cargo automático se realizará el día de la subasta en la que se ofertarán los valores gubernamentales que solicitaste. Ojo: en esa fecha debes tener los recursos suficientes en tu cuenta bancaria para que la operación pueda efectuarse, de lo contrario se cancelará. Otra restricción importante es que mediante esta vía solo puedes adquirir instrumentos de un plazo mayor o igual a 90 días. Asimismo, tampoco podrás venderlos antes de 90 días naturales contados a partir de la fecha de inicio de tu inversión.

  1. Vía depósito con cheque

Esta es la forma más complicada de las tres, pero se puede. Deberás girar un cheque a nombre de Nacional Financiera SNC (cetes directo), utilizando tres referencias para su depósito que te pueden proporcionar en el CAT o los puedes consultar en el Anexo B de tu contrato. El problema es que tarda hasta 48 horas en validarse la operación y, de igual manera, el monto del cheque no deberá exceder el máximo de inversiones permitidas en CetesDirecto ($7 millones de pesos).

El dinero que envías a tu cuenta de CetesDirecto, que aún no tiene girada alguna instrucción de compraventa, permanece en un instrumento llamado NAFDIA que permite la inversión líquida. Es decir, se trata de un fondo que te proporciona rendimiento y liquidez en un mismo día para evitar que tu dinero esté detenido, pero tampoco es lo ideal dejarlo ahí, sino solo mientras se gira la instrucción de compraventa.

cerditosbrillantesLlegó el momento de tomar decisiones; esto es, de girar una orden de compra o de venta. Hacerlo es muy sencillo pues solo tienes que seguir las instrucciones y determinar lo siguiente:

  • El instrumento que vas a comprar
  • La serie conforme a la fecha de subasta en la que quieres que se ejecute la operación
  • El monto que quieres invertir
  • La política de reinversión

Tanto el precio de compra como de venta los determina la oferta y demanda que exista el día de la subasta y siempre estarán a la vista para que puedas tomar tus decisiones. Es importante aclarar que el programa de CetesDirecto no está diseñado para operar en corto, ni para especular con los movimientos de precio de los valores gubernamentales. Cuando uno toma una decisión de compra se compromete a cumplir con el vencimiento de cada instrumento y, en caso de decidir vender antes de que el plazo se cumpla, se corre el riesgo de tener minusvalías. Esto es importante nunca perderlo de vista.

Entonces, pongamos un ejemplo concreto de operación: cada mes “me sobran” $12 mil pesos que quiero invertir para hacer un viaje a Europa, para dar el enganche de un coche y para tener un fondo de contingencias. Bien, quizá a esta persona le convenga invertir $3 mil pesos en cetes a seis meses por si llegara a necesitar dinero de manera imprevista; $3 mil pesos en bondes para el viaje; y $2 mil en bonos a 20 años y $4 mil en udibonos para el carro, pues es el que quizá requiera de un plazo más largo.

Una vez giradas esas instrucciones, solo queda esperar y revisar periódicamente los movimientos de nuestro dinero, por si necesitáramos replantear la estrategia, ya sea porque cumplimos con alguno de nuestros objetivos o porque nuestro monto mensual para invertir cambió.

Cuando, como en nuestro ejemplo, vamos a hacer operaciones periódicas –mensuales o quincenales– existen dos políticas de reinversión que la plataforma nos ofrece y que pueden resultar muy útiles:

  1. Ahorro recurrente

Consiste en programar un cargo automático por domiciliación a tu cuenta bancaria ligada a CetesDirecto para comprar cetes a 28 días. El monto puede ser desde $100 pesos hasta $6 mil. Esta opción funciona muy bien para las cuentas de nómina, para que ni siquiera tengas la tentación de gastártelo y en automático tu ahorro se vaya a CetesDirecto.

Una vez vencido el plazo mueve tu dinero a inversión líquida (NAFDIA) para que puedas comprar otro tipo de instrumentos. Para hacer lo anterior, no actives la reinversión automática al vencimiento.

  1. Reinversión automática al vencimiento

Al momento de girar una instrucción de compra puedes activar esta opción para que la totalidad de los recursos provenientes de los vencimientos de los valores gubernamentales que compraste o, en su caso, de los intereses que estos generen se reinviertan en cetes a 28 días, siempre y cuando alcance para comprar cuando menos un título, por un periodo máximo de 30 meses. Una vez que se cumple dicho plazo, el dinero pasa a inversión líquida de nuevo (NAFDIA). Todo esto con el objetivo de que tu dinero esté en constante movimiento.

Esta opción es recomendable sobre todo para los valores gubernamentales con plazos mayores a un año, porque así no te tienes que preocupar por mover tu dinero de inmediato, cuando estos generen intereses. Quizá en plazos cortos –como en los cetes a 28 y 91 días– y si haces aportaciones cada mes no convenga tanto, porque una vez que el plazo vence es probable que sea mejor moverlo a otro instrumento de más largo plazo para generar mayor rendimiento.

Ambas políticas de reinversión las puedes desactivar en el momento que lo desees y no son forzosas, sino solo se te ofrecen como una ayuda para la operación de tu estrategia de inversión.

Ahora que ya tienes un poco más claro cómo funciona esta plataforma financiera, ¿qué estas esperando para sacar tus ahorros de tu nómina para invertirlos aquí? Está claro que con las tasas de interés que estos instrumentos de inversión ofrecen no te harás rico, pero por lo menos tampoco te harás más pobre. Si consideramos que existen millones de cuentas bancarias que pagan intereses casi nulos por ahorrar, con CetesDirecto ya sales ganando, pues al menos tu dinero está menos expuesto a la inflación y las comisiones que suelen cobrar los bancos.

Requisitos de contrataciónrequisitos

  • Ser mayor de edad y contar con una identificación oficial vigente.
  • Ser residente de México; es decir, con nacionalidad mexicana o extranjera pero radicado en el territorio nacional. Si eres extranjero, requieres un documento probatorio de tu estancia legal en el país.
  • Contar con una cuenta bancaria a tu nombre ya sea de nómina o de débito y su respectiva Clave Bancaria Estandarizada (CLABE).

¿Qué son?

Cetes

Son Certificados de la Tesorería de la Federación que se adquieren a descuento, por debajo de su valor nominal de $10 pesos. La tasa de interés del título está implícita en la relación que existe entre su precio de adquisición, el valor nominal y su plazo a vencimiento.

Bonos

bonosSon Bonos de Desarrollo del Gobierno Federal con tasa fija a lo largo de su vigencia y que pagan intereses cada seis meses. Se adquieren por debajo, arriba o a la par de su valor nominal de $100 pesos.

Bondes

Son Bonos de Desarrollo del Gobierno Federal que pagan intereses variables cada 28 días en función de la tasa ponderada de fondeo bancario. Se adquieren por debajo, arriba o a la par de su valor nominal de $100 pesos.

Udibonos

Son Bonos de Desarrollo del Gobierno Federal denominados en Unidades de Inversión (udis) y pagaderos en pesos. Otorgan intereses cada seis meses en función de una tasa de interés fija, más una ganancia o pérdida que se encuentra indexada al comportamiento de las udis. Se adquieren por debajo, arriba o a la par de su valor nominal de $100 udis.

NAFDIA

Es una sociedad de inversión de corto plazo especializada en instrumentos de deuda gubernamentales y bancarios, con calificación AAA-1, operada por Nafin, que utiliza el programa CetesDirecto para administrar la liquidez de sus clientes.

Fuente: CetesDirecto.com

Tips de operación

  • Todos los martes hay subastas de papeles de deuda del gobierno, por lo que solo esos días puedes comprar. Aunque puedes programar la compra en el momento que lo desees y la plataforma hace la operación en automático en la fecha de subasta más cercana.
  • Para vender, lo puedes hacer cualquier día antes de las 13:00 horas, excepto de tres días a una semana antes de que venza el plazo del papel que adquiriste, según sea el caso.
  • Si quieres consultar tu información o contrato, o si deseas imprimir tu estado de cuenta, necesitarás una Tarjeta de seguridad que la misma plataforma de CetesDirecto te proporciona en línea en un archivo PDF, solo sigue las instrucciones que ahí se te indican. Guárdala en un lugar seguro y para consultas posteriores.

Impuestos

A través de la plataforma de CetesDirecto puedes consultar tu Constancia Anual de Retención Fiscal del ejercicio inmediatamente anterior, entre febrero y diciembre, para que la presentes en tu declaración anual de impuestos que debes realizar en abril.

Monto máximo

$7 millones de pesos es el monto máximo de inversiones que un cliente puede mantener en su cuenta de CetesDirecto.

Cada vez son más

En los dos años de operación de CetesDirecto se han abierto 18,707 contratos por un total de $976 millones de pesos invertidos.