Leer Más

El rey y sus reinas

Desde que inicié mi carrera como periodista, la realeza y quienes la han conformado ha sido uno de los temas que me ha causado curiosidad, no tanto por los chismes y las notas del corazón, sino más bien como símbolo de la construcción de una nación. Es decir, las potencias europeas se construyeron en regímenes monárquicos y no se les puede entender sin conocer esa parte de su historia, pues fue durante los reinos que se crearon las identidades patrióticas de cada nación de aquel lado del mundo, y muchas de ellas aún permanecen a veces sin reparar en ello.

Leer Más

Una vez más, niña mala

Luis Mario Moncada y Tessa Ía.

El tema es fuerte: la pedofilia, pero, ¿nada más? No, Hard Candy, es un término utilizado principalmente en Estados Unidos, “por los usuarios de redes sociales y ciertos portales de internet que manejan contenidos gore, de violencia, pornografía y muerte, que se refiere a un ‘caramelo duro’, algo que de momento es dulce, pero que será muy difícil de ‘masticar’. También usado para definir a una usuaria menor de edad”, dice Lucero Lozano en el Excélsior, es además el título de una excelente película de David Slade, lanzada en 2005, y de una puesta en escena mexicana, que deja mucho que desear, estrenada en la cartelera estelar del Centro Cultural Helénico. Ambas propuestas basadas en la historia original de su creador Brian Nelson.

Leer Más

En busca de Nowhereland

Sabía que en cuanto pusiera un pie afuera, mi vida cambiaría radicalmente: me volvería una viajera errante, un alma itinerante, sin un aquí ni un allá, en busca de un nuevo hogar al que me gustó bautizar como Nowhereland. Miré todo lo que había en mi recámara y con eso me bastó, ya no vi más allá, pues nada fuera de ella me pertenecía. Me tardé seis meses en conseguir los muebles que quería. Nada ostentoso, más bien lo básico: una cama, un buró, una cómoda, un librero, una televisión, un aparato de sonido y un reproductor de DVDs. ¡Bendito Muebles Dico y su dicoeconomía! Eso era todo lo que tenía y lo que consideraba indispensable para poder construir mi refugio. Algo de ropa, unos cuantos zapatos y muchos libros y películas de colección.

Leer Más

No toda la TV es mala

Nunca lo he negado: yo fui una niña Televisa. Y no lo digo con orgullo, sino todo lo contrario. Es parte de ese pasado oscuro que muchos guardamos. Mi madre, como muchas, trabajó toda su vida y varias veces tuvo que recurrir a mi abuela para que nos cuidara y ella a su vez, recurría a la televisión. Recuerdo haber pasado tardes enteras viendo las novelas del momento, hasta que se me hizo una mala costumbre. Afortunadamente, en mi adolescencia comenzaron a ponerse de moda algunas series de televisión estadounidenses, y mi vicio mejoró un poco. No fue sino hasta que entré a la universidad que todo cambió. Además de que disponía de mucho menos tiempo libre, el que tenía lo ocupaba para cosas más productivas o simplemente me volví exigente al momento de seleccionar qué ver en la televisión. Por fortuna, para ese entonces ya existía la TV de paga y mi oferta de programación era más amplia.

Leer Más

Hiperrealismo y Hard Rock

El hiperrealismo de Ron Mueck

¿Cuántas veces nos paramos frente a un espejo para vernos? Seguramente varias, ¿pero cuántas de ellas lo hacemos con verdadera dedicación, mirando cada detalle?… La exposición de este escultor australiano es justo eso, como si uno se introdujera a una casa de espejos con aumento y otros quizá deformados, pero al final en todos ellos lo que vemos sigue siendo nuestro reflejo. Eso es Mueck.